• Sígueme
    • Linkedin
    • Youtube
    • Instagram
Uncategorized

Carta de Tijuana- hijo que no pone atencion

Dra. Isabel:
Tengo muchos años escuchándola estoy en Tijuana, y no sé cómo contactar con usted. Tengo un hijo de 8 años, antes de salir de vacaciones de diciembre, dos de sus maestros de la escuela me llamaron la atención porque dicen que es muy juguetón, y no pone atención.

Yo sé que sí lo es, pero al reprenderlo, le digo te voy a quitar la televisión, y me dice que está bien y se entretiene con otra cosa no sé cómo reprenderlo porque siempre que le quito lo que a él le gusta, como quiera se entretiene con otra cosa. Como si al no le afectara y su papá dice que cambiará, que es la edad. Es un niño tranquilo, no es grosero, pero sí es muy juguetón y se distrae fácilmente.

Qué hago doctora, la maestra me hizo hasta chillar de coraje, porque no sé si estoy cumpliendo como mamá, como siempre ando a las careras porque tengo que trabajar. Pero siempre le doy tiempo en las tardes para hacer tareas, y estar con ellos un rato antes de acostarlos, porque tengo otra niña de 3 años pero ella sí es muy inteligente, no tengo problemas con ella.
Que Dios la bendiga y le preste tiempo para poder contestarme. La invito a Tijuana.

Hola amiga:
Sé que te sientes frustrada, porque realmente el niño no le falta el respeto a nadie, y como tu dices él no es grosero y dices que es tranquilo. Es juguetón, y posiblemente inmaduro todavía, no se da cuenta del impacto que tiene el ponerse a jugar en vez de prestar atención. Y ves, ahí está la clave. Me estas describiendo un niño que tiene falta de enfoque y presenta síntomas de un niño que tiene un déficit de atención.

Son niños que se distraen con cualquier cosa, que son muchas veces soñadores. Te voy a recomendar lo siguiente. Cuando hagas la tarea con él por la tarde, divide el trabajo que tiene que terminar por secciones, y le pones un tiempo a terminar. Con un reloj de tiempo de cocina que suene, le dices “vamos a ver cuánto puedes hacer en 3 minutos”.

Estoy tomando en cuenta su edad, y su entrenamiento. Verás que lo mirará como una competencia. Claro tendrás que ver que lo que hace lo hace bien. Después le vas aumentando la cantidad de trabajo, poco a poco, y lo mueves a 5 minutos. Explícale que lo estás haciendo como para entrenarlo en una carrera. Esto lo hará transferir este entrenamiento para cuando esté en clase. Otra cosa que necesitas compartir con la maestra es cuánto él hace en la clase, si termina lo que comienza. A veces hay niños que terminan rápido lo que tienen que hacer y después se ponen a molestar a los demás. Hay que ser específicos cuando se habla que el niño es muy juguetón, puede ser que es más inteligente que lo que se imaginan.

Otra estrategia que se puede utilizar en la clase, es que si termina su labor, pueda sacar un libro o un juego para jugar en su escritorio o en un lado del salón, sin molestar a los demás. Si ves que no funciona esto con la maestra entonces dile que te ponga por escrito los comportamientos que él exhibe. Con eso puedes ir al pediatra que posiblemente te recetará una medicina para que él se concentre mejor.
Buena suerte

57.3k Fans Love us