• Sígueme
    • Linkedin
    • Youtube
    • Instagram
Uncategorized

El Arbol del Amor

El arbol del amor

Durante el fin de semana, fui a visitar a mi hija Liza y a su familia en Boston.  Lo hago frecuentemente, pero siempre aprendo algo maravilloso que ella hace para su familia.

Estaba la casa llena de jóvenes, niños y con la presencia de la otra abuela Enri, de España.  Tienen como costumbre de reunirse los hermanos y sus familias por lo general en España o en otros lugares en Europa, alquilan una casa y para allá van todos, y pasan tres semanas de amor familiar. Para mí eso es algo muy necesario.

Pero este año, dado la economía de España, mandaron a todos los niños y mi consuegra a pasar un mes en la casa de mi hija y su esposo.

Estaban Elena, Claudia, Lucia, tres hermanas, y Luis, Martin, dos hermanos. Mi hija tiene 4 hijos, y yo me lleve a Diego, y también Enzo y Nico de Georgia.

El primer día los alimentos se terminaron como por arte de magia.  No había límite a lo que estos muchachos podían comer, pero entre todos, comenzamos a poner ciertas reglas.  Ayuden a poner la mesa, a recoger la mesa, a vaciar la lavadora, y ¡no dejen las toallas en el piso!

Se logró lo que no creí que fuera posible.  Eran dos tandas de comida, y si no nos apurábamos, los que comieron primero, regresaban después que terminábamos con la segunda tanda, para pedir algo de comer ¡porque estaban muertos de hambre!

No sé como hija puede sobrevivir todo esto, pues no sé cuantas veces tuvo que ir al aeropuerto a recoger otro familiar más.

Entre todo este lio….yo veía como se habría tiempo, para estar con su esposo, cuando llegaba del trabajo. Él también ayudaba, pero en algún momento se iban a sus habitaciones, mayormente a hablar a decompresar, a llenar el tanque de ese amor de un matrimonio que este año cumple 20 años de casados.

El día antes de regresar….veo a mi hija correr y me dice,  se me olvidó echar agua a “treebie”, y yo pensé, ¿otra mascota  mas?  Pues no, y le dije ¿qué es un “treebie”, te ayudo?  “Sí, ayúdame, contestó”. “Yo le echo la primera agua y tú el resto…”  Me llevó afuera y en una maceta vi a un árbol que he visto en todas las casas que mi hija y su esposo han vivido desde que se casaron.  Nada espectacular, es un árbol ficus….que cumple 20 años.

Y le pregunto, “¿es muy importante para tí?” Me dijo -“Pues sí , fue el primer árbol que adornó nuestro hogar, lo compré en una esquina, un señor que vendía arboles, de su camión.  No teníamos mucho dinero, pero fue lo primero que compramos juntos para nuestro nido de amor.  Desde ese entonces, tanto mi esposo como yo, le protegemos, le alimentamos, le hablamos, pues representa nuestro amor”

Pues, otra forma de mantener ese llama…..así que “treebie”…es el símbolo de su amor.

Tu Doctora Isabel

48.7k Fans Love us