• Sígueme
    • Linkedin
    • Youtube
    • Instagram
Uncategorized

Esposa de un alcóholico

Hola Doctora Isabel,

Tengo 21 años de casada y dos hijos.

Desde que conocí a mi esposo él tomaba pero no me importó. Nos casamos en México, vino nuestro primer hijo.

Empezó a salir los fines de semana, a tomar con los amigos llegaba en las madrugadas tomado y discutíamos, después él vino para Estados Unidos y al poco tiempo vine con él, tuvimos nuestro segundo hijo.

Nunca dejó su vicio. Duraba unos días sin tomar y luego volvía a hacerlo, por eso decidí regresar a México y estuvimos así por casi 10 años. 

Gracias a Dios en el 2004 tuvimos la oportunidad de arreglar papeles y nos reunimos nuevamente.

Nuestros hijos crecían, iban teniendo más necesidades, el empezó a enfocarse y preocuparse más por ellos, luego por sus padres y familia, por las necesidades del hogar y en último lugar nosotros.

Comenzó a tomar todos los días y discutíamos por todo. Comencé a salir sola porque él rechazaba mis invitaciones y yo me sentía mejor sin él. Si le pedía que no tomara me recordaba que tenía que agradecerle que lo hacía en casa y no por las cantinas.

Varias veces quise dejarlo, no lo hice por mis hijos, pero este año ellos se fueron a estudiar y quedamos los dos solos en casa. Al no estar los hijos, en vez de que nos uniéramos más como pareja fue’ todo lo contrario, siempre termino sola, en lugar de tener que soportar a un alcohólico.

Hace una semana le escribí una carta porque solo de esa forma me puedo comunicar sin que me interrumpa, le dije que me siento como un mueble más.

Ya no deseo estar con él. Le pedí que buscara ayuda para su alcoholismo y su respuesta fue que no lo haría. El otro día me empezó a buscar en la intimidad y simplemente no pude porque ya siento que no lo veo igual quizás mi amor hacia él cambió pero tengo miedo de tomar una decisión por mis hijos porque yo siempre me vi casada hasta el final.

Querida amiga:

Has vivido 21 años casada con un alcohólico. Se te acabó la comprensión, la compasión, y el cariño.

Las tres “C” importantes de la unión de pareja.

Sé que él quiere cambiar, pero cree que él solito puede hacerlo.

Es como el que tiene cáncer y se dice a sí mismo, “yo soy suficientemente hombre para curarme”.

No ocurre así.

El alcoholismo es una enfermedad y no se cura sola.

Pero tú también tienes lo conocido como codependencia.

Pensaste que él iba a cambiar, pero no ha sido así.

Y es necesario que comprendas que tú puedes asistir a Alanon para los familiares de alcohólicos y tus hijos asistir a Alateen, para entender lo que es vivir con un alcohólico, y lo que eso significa.

El alcohólico pasa además por una búsqueda existencial y por eso necesita el programa de 12 pasos, el cual es una búsqueda de quien es, de lo que tiene que perdonar en su vida, y las enmiendas que tiene que hacer por su pasado. Eso lo llevará a la recuperación propia y podrá tener una vida mejor con más paz y tranquilidad, un día a la vez.

Si entras a mi página de la Dra. Isabel el Ángel de la Radio, encontrarás los números nacionales de estos programas.

No tienes nada más que comenzar a asistir tú, y veremos qué pasa.

Buena suerte,

Doctora Isabel

While choosing prom dresses for 2013, we need to keep certain things in our mind.

57.6k Fans Love us