• Sígueme
    • Linkedin
    • Youtube
    • Instagram
Uncategorized

Madre que da testimonio de su hijo ex-alcoholico

Hijo alcoholico

Esta semana les he compartido una carta de alguien que quería saber la diferencia entre CoDa, Al Anon y también la organización para Hijos de Padres Alcohólicos. Espero haberles explicado la importancia no solo de reconocer el problema sino de  ser parte de tu solución.

Hoy comparto con ustedes esta carta, que recibí de una madre que ha sufrido el alcoholismo  de su hijo y las lecciones que ha aprendido en Al-Anon.

Estimada doctora.

El haber vivido con un hijo adulto que ha sido alcohólico, en recuperación, me ha enseñado muchas lecciones. Aprendí que tenía que ocuparme de mis propios asuntos y a decir “no” y ser firme en eso, aprendí a cerrar la puerta con llave al llamado “banco de mamá” y aprendí a desprenderme.

En una de las reuniones escuché a una mujer decir que asistió a una de las reuniones “abiertas” de Alcohólicos Anónimos, y escuchó a un orador decir que su madre lo había salvado cuando le cerró las puertas. En ese momento me di cuenta que tenía que dejar a mi hijo quieto porque yo nunca iba a llegar a ningún lugar en mi programa ni el en el de él, si seguía montada en sus espaldas y diciéndole lo que tenía que hacer.

En otra ocasión, mis límites fueron empujados, pues él me volvió a pedir ayuda económica y yo le dije “no”. Después de que su tormenta pasó, el escribió lo siguiente:

Sé que esto se parece a algo que otra persona escribió, pero él lo cambió y me llegó profundamente:

Déjame apenas flotar, y voy aprender a nadar…

ayúdame a levantarme y tal vez aprendo a ponerme de pie…

Dame un empujón y tal vez aprendo a caminar…

Y luego a correr, llorar y a reír, y tal vez aun a vivir…

Pero recuerda que nada de esto empieza hasta que no sueltes las riendas y me dejes apenas flotar.

Te amo más por dejarme hacerlo solo que por la ayuda que siempre he recibido de ti.  Esto va a suceder; voy a resolverlo solo o con ayuda, pero lo haré. La tarea es mía, el trabajo es mío y la recompense será mía también.

Doctora, hoy he aprendido a apreciar momentos como cuando recibí esta carta , momentos que mi Poder Superior me ha ofrecido y agradecer al programa de Al-Anon, que me ayuda a salir adelante en los momentos difíciles de mi vida.

 

Queridos lectores:

Creo que esto lo dice todo lo que los programas de Doce Pasos hacen por aquellos que le abrazan.  Recuerden que la clave es el desprendimiento, el dejarlo ir.

Doctora Isabel

48.7k Fans Love us