• Sígueme
    • Facebook
    • Twitter
    • Linkedin
    • Youtube
    • Instagram
Sin categoría

Madre que la hija crecio’

Hola Dra. Isabel:

Qué puedo hacer para no sentir este vacío que me ha dejado la ida de mi hija a la universidad. 

Ella es buena estudiante y muy buena hija. Tanto su padre y yo la vamos a extrañar muchísimo. Siento mucha confusión, pues me preocupa que le pueda pasar algo, son tantas las noticias negativas.

Qué hacer como enfrentarnos a un mundo sin ella.

 

Hola amiga:

Estas anticipándote al famoso síndrome del “nido vacío”. No creas que eres la única, muchas madres, que han participado activamente en la vida de sus hijos se sienten igual que tú y tu esposo.

El silencio de la casa, el entrar a su cuarto y verlo vacío, y no desordenado es algo a lo que resulta difícil acostumbrarse. Vas a extrañar incluso aquello que hay veces te molestaba de ella, como sus cambios de temperamento, o su música.

Efectivamente vas a sentir un vacío pues no sólo es que se fue del nido por ahora, sino que se está terminando el rol que estabas jugando. El despertarlos, y apurarlos por la mañana, cocinar para ellos, hasta de ir a las tiendas con ella.

El hecho de que la vas a extrañar y querer verla más a menudo, es tan inevitable como normal. Pero esa separación es un proceso natural que la lleva a ella de niña a mujer. Sí, pues ella tendrá que tomar decisiones, que antes quizás le ayudabas a tomar. Esperemos que tus lecciones y las de tu esposo, hayan sido bien aprendidas.

Ahora están tu esposo y tú. Si se aman, será como un reencuentro, y así debe ser. Recuerda que tanto tú como él han pospuesto muchos gustos, momentos de intimidad, de diversión, por estar ocupados de la difícil tarea de guiar con éxito a un adolescente.

Han pasado los momentos de crianza, y ahora es tiempo de volver a recordar por qué te enamoraste de tu esposo y el de ti. Pero creo que en este momento tienen más lazos que los unen.

Deja atrás las preocupaciones, aquellas que tenías durante la niñez y la adolescencia de tu hija, enfócate en cómo puedes emplear el tiempo en ustedes.

Analiza cuáles pueden ser sus metas en común, y las personales. ¿Qué tipo de vida quisieras tener cuando tengas 65, 75, u 85 años? ¿Tienes amigos, hobbies, cuáles son tus pasiones? Este es el momento tuyo y de los dos. Tomar cursos, hacer ejercicios, yoga, meditación.

Puedes regresar si es que quieres, a aquellos proyectos que abandonaste pues no tenías tiempo.

Ahora no tienes excusa de decir no puedo. Sé paciente y persistente y verás que cambiarás inclusive tu forma de mirar la vida y la podrás disfrutar aun más.

Vayan a visitarla, o planeen la visita de ella en los momentos importantes familiares.

Buena suerte en esta nueva etapa de tu vida

Doctora Isabel

59.9k Fans Love us