• Sígueme
    • Linkedin
    • Youtube
    • Instagram
Uncategorized

Mujer que se Preocupa for sus Hijos

Querida Doctora Isabel:

Tengo un matrimonio de 25 años, todo fue muy bien hasta que mi esposo me fue infiel cuando  también yo descuidé mi casa y mi familia por estar viajando mucho por mi trabajo. El caso es que después de estar a punto de divorciarnos nos recuperamos, buscando ayuda y aquí seguimos. 

Le doy este antecedente doctora porque mis hijas que son 3 creo que nos borraron como una autoridad. La grande se fue a vivir con el novio, regresó, jamás nos dio explicación ni al irse ni  al regresar, menos el novio, con el que aun sigue cada que el viene se queda a dormir en mi casa. La otra recién ha tenido su  propio apartamento, dice que no vivirá con su novio. La última, que estudia aún y fuera, se va para donde vive el novio cada vez que puede pues al novio ni lo conocemos. 

El asunto es doctora que mi esposo y yo hicimos como varias enmiendas en nuestro actuar para recuperar el cariño de ellas y les hemos querido, sin embargo, todos estas acciones nos dicen a nosotros que no somos para ellas nada como para tener una consideración y darnos alguna explicación quizás. Pero eso no sucede. ¿Usted creé que deberíamos decirles esto? ¿Con qué palabras doctora? ¿Cree usted  que esto ha sucedido porque mi esposo y yo nos debilitamos con lo sucedido ante ellas? ¿Qué podríamos hacer? Yo la verdad no quiero seguir viviendo como espectadora de lo que ellas deciden hacer.

Le agradezco su apoyo y le mando un abrazo.

 

Hola amiga:

Esta es la segunda carta en breve tiempo en la que aprecio que una madre ha perdido el respeto y el control de su hogar.  Yo comprendo que has analizado esto y has asumido responsabilidad tanto tú como tu esposo por parte de lo que ocurrió dentro de tu hogar.  Ahora, vamos a mirar esto con los espejuelos claros, no los oscuros.

Me preguntas por qué no han tenido la consideración de decirles lo que ocurrió.  Yo me pregunto, por que no lo exigiste antes de aceptarlas en la casa otra vez.  Es la casa de los padres y hay que respetarla.  Puedes comenzar por hablar con tu esposo sobre lo que les van a decir, y por supuesto el tiene que estar presente, en un frente fijo.  Sí pueden decirle que ustedes han cometido errores, pero que los han enmendado y que no van a permitir que lo que ocurre en el hogar continúe. La que vive con ustedes, estudia, OK, pero eso no le da el permiso a que su novio, venga y duerma allí con ella.  Le dices que no lo vas a permitir más. Esto no se tiene que decir peleando sino con convicción.  También no te olvides que dando tu aprobación a que duerma allí, estas respaldando la posibilidad que si cae embarazada, van a ser ustedes responsables también de esto ¿no, y el, que responsabilidad tiene?

Hay muchas maneras de decir lo mismo pero con firmeza, decidan ustedes lo que van a permitir y lo que no.

Me hablas de 3 hijas, pero solo cuentas la historia de 2, la mayor y la del medio.  Te has puesto a pensar que es lo que hará la más pequeña.  No permitas que el sentimiento de culpa de los dos, destruya lo que queda del hogar

Buena suerte,

Doctora Isabel

55.3k Fans Love us